11 / junio / 2021

Películas sobre cultura electrónica: Beats

Películas sobre cultura electrónica: Beats

 

Abrimos una sección en la que de vez en cuando aparecerán películas o documentales ya estrenados pero que se deberían ver por su importancia dentro del universo de la música electrónica y de baile.
Queríamos estrenar este apartado con une película relativamente reciente, que ya hemos citado en algún artículo anterior como este.
Beats se estrena en el Reio Unido el 17 de mayo del año 2019, y ofrece un relato tremendamente fiel de una época hablando de la historia de la música electrónica y de baile. La belleza de esta película es como se ofrece ese retrato de manera perfecta convirtiéndolo en una historia personal de dos amigos.

 

 

La película nace del libro del mismo nombre escrito por Kieran Hurley, escritor escocés nacido en Glasgow. Porque, no lo hemos dicho todavía, esta película se ambienta en la Escocia de mitad de los noventa, concretamente en el año 1994, cuando llega la infame ley Criminal Justice and Public Order Act, hecha para criminalizar el movimiento rave en todo el Reino Unido.
Todavía tiene más mérito el relato porque, quizás fue Escocia la parte del Reino Unido en la que menos raves tuvieron lugar, más frecuentes al sur de sus latitudes. La trama se centra en el camino que lleva a sus protagonistas a una rave clandestina… Johnno es el más lanzado, el que «sabe» más de estas cosas, Spanner es el tímido, el más retraído, «virgen» en muchas experiencias y para adobar el menú, hijo de policía.
La grandeza de este film es la veracidad de todo lo que ocurre en el. Como los protagonistas escuchan emisoras de radio piratas para empaparse de esa música electrónica (ahora haremos un apartado y referencia a la banda sonora), el contacto con esas chicas que también quieren ir a esa rave, cómo se enteran de donde y cuando va a ser y toda la preparación y hermosa parafernalia previa al momento de la comunión.
El momento de la rave llega, la comunión se produce, y la maravillosa mezcla de la esperada música, la no menos esperada adición química y el componente de la atracción sexual forman un cocktail perfectamente combinado. Las escenas de esos pasajes de la película te hacen revivir momentos pasado de tu existencia de manera impecable, prueba evidente de la perfecta confección de Beats.
Sobre la trama, no vamos a desvelar más allá de lo contado. No tiene giros incomprensibles o que nos vayan a romper la cabeza, pero evitaremos hacer spoilers.

 

 

Se cuidan los detalles al máximo. Curiosamente, su director, Brian Welsh, elige el blanco y negro para filmar la película, que le da una pátina perfecta a pesar de reflejar una época en la que el color era una parte fundamental de la misma. Pero esa contradicción visual acaba dando uno de los atractivos de la película.
Para redondear el conjunto, para la banda sonora van a buscar a un especialista y no se van lejos para esa búsqueda. Keith McIvor, más conocido como JD Twitch, dj, productor y parte de Optimo Records, nacido en Edimburgo y afincado en Glasgow, es el encargado de proveer de los temas para la banda sonora… LFO, Plastikman, The Prodigy, Liquid Liquid, Leftfield, Model 500, Orbital, Joey Beltram, A Homeboy, A Hippie & A Funki Dredd… puro testimonio sonoro de una época dorada de la música electrónica y de baile.
Beats es, como dicen los británicos, a must. No dejes de verla en algún momento.

 


Suscríbete al Newsletter