News / 9 junio, 2020

Los clubs de Holanda reabren sus puertas con aforo limitado y medidas de distanciamiento físico


Con este panorama han abierto las discotecas en Holanda tras la pandemia del coronavirus. El Gobierno ha autorizado la apertura de los locales de ocio nocturno, pero para evitar la tentación del contacto, el baile sigue estando prohibido. Esta situación se repite en otros países de la Unión Europea.

En la discoteca Doornroosje de la localidad holandesa de Nijmegen, los jóvenes disfrutan de una buena sesión de música electrónica, eso sí, respetando la distancia física y, por el momento, sin bailar. Así lo explica el dueño del club, Jonatan Brand. «Esperábamos poder dejar bailar a los clientes como lo hacían antes, pero la crisis nos ha obligado a hacer algunos ajustes, aunque lo cierto es que es bastante guay, la gente sigue bailando, aunque tenga que hacerlo en la silla, golpea al aire con los puños, mueve el cuerpo, así que al final es estupendo».

Además el aforo está limitado a 30 personas, aunque si todo marcha bien, serán 100 a partir del mes de julio. De pie o sentados, se notan las ganas de algunos por recuperar la normalidad.

 

 


Últimas novedades
Suscríbete al Newsletter
Recibe lo mejor en tu casilla de correo.