Entrevistas / 18 marzo, 2020

OIBAF&WALLEN: “Siempre mantenemos la esencia de club” 

A pesar de haber cancelado fechas debido al coronavirus, el dúo madrileño se mantiene en plena actividad con el inminente lanzamiento de su álbum debut y produciendo artistas emergentes a través de su sello ONISM. 


“Hay que ser responsables, y cuanto mejor lo hagamos todos, mejor será el resultado y más corta será la condena”, dice Fabio Fernández al otro lado del teléfono. Es imposible, a esta altura del año, evitar el tema del coronavirus que afectó seriamente a la escena de la música electrónica en general y a OIBAF&WALLEN en particular. El dúo madrileño, formado por Fabio Fernández junto a Samuel Wallen, tenía agendado un showcase en Londres para principios de abril y posteriores fechas en Barcelona y Hungría que ahora deberán reprogramarse. 

Sin embargo, no todas son malas noticias, ya que en el campo de la producción, OIBAF&WALLEN tienen mucho trabajo por delante: lanzarán su álbum debut, de nueve cortes masterizados en Eternal Midnight Studio, donde cristalizan lo mejor de su esencia: el techno en su vertiente más melódica o deep, sin detrimento de animar la pista de baile. Es el tipo de sonido que les ha permitido recibir el respaldo de grandes artistas como Guy Gerber, Øostil y Rafael Cerato, entre otros. “Englobamos cosas que nos han interesado en todos estos años como el breakbeat o los sonidos más profundos, pero siempre manteniendo la esencia de club. Es un reto para nosotros ya que llevamos varios años preparándolo”, cuentan Fernández y Wallen. 

El álbum será una síntesis de todo el trabajo que el dúo lleva realizando desde 2017, año en que comenzaron a trabajar juntos luego de haberse cruzado en una fiesta techno en Madrid donde pinchaba Oscar Mulero. “Esa noche empezamos a charlar de freakeadas, de máquinas, de producir… a partir de ahí no hemos tenido ningún período de pausa en cuanto a amistad y trabajo musical”, recuerda Fernández. 

La música es la principal fuente que alimenta la amistad entre ambos artistas, que va más allá del dúo OIBAF&WALLEN. Juntos también dirigen el sello ONISM, a través del cual proyectan el talento de artistas emergentes y que les ocupa tanto tiempo como su propio dúo. De hecho, para este año tienen programado el lanzamiento de remixes de artistas belgas e italianos de corte melódico e incluso indie/dance. “Nos recuerda un poco a la música electro o disco de los ochenta y noventa que tan de moda se está poniendo ahora”, explican los chicos. Después del verano, lanzarán otras referencias con artistas de renombre como Ubbah o Mia Mendi. 

¿Cómo nació la idea de crear un sello?

– De la inquietud por publicar música que nos gusta y que a otros sellos a veces no les encaja. Es importante para nosotros que salga bajo nuestro nombre, tanto en colaboración como por nuestra parte. Samuel lanzó el sello junto con un socio y tenía la idea de tener un corte más industrial dentro de lo techno, quizás un poco más seco. Al dividir sus fuerzas, aparecí yo, que traigo una parte más melódica, progressive y tranquila, y vimos que la unión como productores en nuestro proyecto de dúo calzaba perfecto y, por qué no, lanzar también el sello que habían iniciado pero con una vertiente más melódica y progressive. Desde entonces hemos visto que nuestra carrera va tomando un ritmo bastante considerable, que nos ayuda a seguir teniendo el flujo de lanzamientos de nuestros proyectos y de otros artistas. 

¿Cómo véis la escena madrileña actualmente? ¿Hay espacio para proyectos como el vuestro?

– La escena madrileña es muy complicada debido a que hay dos o tres promotoras y clubes muy grandes que dictaminan todos los bookings. Es difícil encontrar nuevas propuestas fuera del techno y el house mainstream, y cuando salen, son bastante intermitentes. Existen propuestas como Fluido, Mondo o Replay que mantienen Madrid, o algunas marcas que apuestan por lo menos mainstream. Por eso OIBAF&WALLEN tiene más movimiento por fuera de Madrid. Entendemos que las empresas funcionan obteniendo beneficios, pero se agradecería que hubiera más festivales como Paraíso, que son grandes e igualmente apuestan por artistas nuevos o que no llegan de la mano de grandes agencias continuamente a los mismos clubes o mismos festivales.

En este sentido, ¿qué escena es según vosotros la más interesante?

– Berlín tiene mucha esencia y son muy eclécticos. Continuamente buscan lo vanguardista, lo nuevo. Hay mucha fusión y colaboración entre clubes y artistas. Tanto allí como en Londres tienes otras facetas más allá de presentarte en un club como DJ. Nosotros nos movemos mucho en ciudades como Colonia, Düsseldorf o Bochum. Alemania lleva la cabeza de toda esta escena, pero en la vertiente melódica que trabajamos nosotros, Latinoamérica, Italia y el Este de Europa tienen una escena progressive al alza. 

Etiquetas /


Últimas novedades
Suscríbete al Newsletter
Recibe lo mejor en tu casilla de correo.